RSC-CONVENIO CON FUNDACIÓN ISIDRO ESTEVE

 

Logo

Este año 2024 hemos firmado un convenio con la Fundación Isidro Esteve, básicamente, para potenciar el ejercicio físico a lesionados medulares y en personas con capacidades diferentes; para poder llevar a cabo este proyecto, hemos cerrado esta colaboración también con las instalaciones deportivas del Club de fútbol del Coruxo, para poder disponer de todo el servicio de deportes del Club y que estas personas puedan ir allí a recibir este apoyo tan vital como es la posibilidad de hacer deporte para tener una vida mejor.

Isidre Esteve es un deportista con un importante palmarés en deportes de motor. Inició su carrera deportiva en moto, principalmente, en la modalidad de enduro y después en ralis. Participó en el Rally Dakar donde consiguió posiciones destacadas.

Mientras disputaba el Rally de Almería del 2007, Isidre Esteve sufrió una grave caída que lo dejó en silla de ruedas. Su espíritu de superación no cesó y después de años de intenso trabajo volvió a la alta competición, ahora en coche. Sigue participando en la edición anual del Dakar.

El accidente y las largas estancias en el Hospital Vall Hebron y en el Institut Guttmann, le permitieron entrar de lleno en la realidad y vivir las dificultades que padecen diariamente las personas que han sufrido una lesión medular, así como el impacto que ello supone en su entorno más cercano.

El sistema sanitario actual establece unos protocolos de atención basados en la rehabilitación y la recuperación de las personas con lesiones medulares. Estos protocolos se ejecutan normalmente en entornos cerrados y protegidos, donde se trabaja con gran profesionalidad la recuperación de la movilidad desde una perspectiva asistencial y médica, con excelentes resultados. Pero cuando la paciente recibe el alta se enfrenta a un mundo desconocido e inexplorado, con infinidad de limitaciones en su entorno, así como a toda una serie de miedos y barreras personales.

Durante el proceso de rehabilitación, Isidre continuaba con su trabajo en el gimnasio de siempre. Era entrenamiento, no rehabilitación. Se trataba de mejorar su calidad de vida mediante un entrenamiento especifico que le proporcionara la máxima autonomía posible, una mejoría de su salud y de su calidad de vida. El resultado fue magnífico.

Isidre, junto con su entrenadora personal, Lidia Guerrero Sánchez, decidieron poner su experiencia personal y el método de trabajo al servicio de aquellas personas que lo pudiesen necesitar. Así es como, en el 2011, nació la Fundación Isidre Esteve.

A la vista de los buenos resultados del Centro Puente en la vida de las personas con discapacidad física y movilidad reducida, la FIE se planteó la utilización de la actividad deportiva para la potenciación de las capacidades de personas que se encontraban en otras situaciones de vulnerabilidad, capacidades no tan vinculadas a mejorar la movilidad sino también al desarrollo de habilidades de seguridad y crecimiento personal, de confianza, de relaciones sociales satisfactorias…. en definitiva, de autonomía personal para conseguir su nuevo plan de vida.

En 2019 la FIE modificó sus estatutos para ampliar su ámbito de actuación a personas en situación de vulnerabilidad social. En la actualidad, se está trabajando en proyectos de atención a mujeres víctimas de violencia de género y a jóvenes migrantes sin referentes familiares.